De compras…

Juas, acabo de leer este post, en el blog de danicafe, y no me resisto a pegarlo aquí, que cada cual saque conclusiones…

– Buenos días, vengo a comprar el coche.

– ¿El coche? ¿Quiere decir un coche?

– No, el coche, ¿qué quiere? ¿Es que tiene más de uno?

Claro, hay muchas marcas, más caros, más baratos…

– ¡Ah! Diferentes versiones del coche, dice usted, ¿verdad?

– No, no, diferentes marcas, modelos, versiones…

– Pero eso es un jaleo, imagínese las calles diseñadas para coches diferentes, eso sería caótico, los aparcamientos, los repuestos…

– Errh… pues no, hay una serie de medidas que conforman un estándar para las vías, diferentes casas fabrican repuestos, etc, no sé, nunca hubo ningún problema

– Buff, no sé, no me convence, qué agobio, ¿Y cómo voy a manejar yo otro coche distinto del que he aprendido a conducir?

– No veo el problema, oiga, el freno, el acelerador, el volante, etc, están en el mismo sitio y se manejan de igual modo, hombre, cierto es que uno lleva el claxon aquí, el otro allá, éste el tacómetro digital y el otro analógico, pero conociendo para que sirve cada cosa nunca he visto a un cliente con problemas al respecto… me sorprende un poco su…

– Pero es que no me va a servir, porque voy a hacer oposiciones a conductor, y seguro que me hacen preguntas sobre el coche, este coche en concreto y no otro…

– ¡Qué locura!, qué dice usted, le harán preguntas sobre conducción en general, señales de tráfico, cómo salir de un apuro, etc

– Pues no sé, no sé…

– Ande, relájese y de una vueltecita de prueba con este modelo, si no le gusta pruebe luego con esta otra marca. Este tiene asientos muy cómodos.

– Ah, me vendrá muy bien para la espalda, es que he sido informático muchos años antes de decidirme a cambiar…

– Sí, lo he supuesto.

%d bloggers like this: