Openbox – gestor de ventanas potente y ligero

Un gestor de ventanas (Window Manager) es un programa que controla la ubicación y apariencia de los programas gráficos. A veces se confunden con los entornos de escritorio (como Gnome o KDE), los cuales además de sus gestores de ventanas (Metacity y Kwin respectivamente) cuentan con otros programas que realizan tareas variadas que van desde la gestión de sesiones hasta el control de paneles.

Sin embargo, uno de los problemas comunes a los nuevos entornos de escritorio es la demanda de recursos que necesitan para ejecutarse con fluidez (o incluso minimamente :-/). Aunque hay muchas alternativas para poder disfrutar de un entorno gráfico en nuestras máquinas, una forma de disfrutar de Gnome y KDE en una máquina no muy potente es revisar la configuración de éstos para afinarlos al máximo. ¿Qué puedo hacer para que funcionen en mi viejo equipo? De este interesante artículo surgió la idea de cambiar el gestor de ventanas y aquí tiene sentido hablar de Openbox.

gnomeopenbox.png

Openbox es un gestor de ventanas ligero y muy configurable, que se puede usar como sustituto de Metacity en Gnome o Kwin en KDE. Es muy fácil de instalar – dispone de paquetes para las principales distribuciones (Ubuntu Feisty, Debian, Arch Linux,…) y también el correspondiente tarball. Además, su configuración se simplifica enormemente gracias a la herramienta ObConf (OpenBox configurator), que permite afinar casi todos los aspectos de nuestro escritorio.

Si nuestra máquina es tan humilde que ni así nos permite ejecutar KDE o Gnome, podemos usar Openbox de manera independiente, para lo cual disponemos de una buena lista de extensiones con las que añadir funcionalidades extra a nuestro entorno gráfico, y que suplirán de manera más que aceptable el no disponer de un entorno de escritorio completo.

kdeopenbox.png

Openbox tiene características que normalmente se asocian a entornos de escritorio, como el soporte de configuraciones multimonitor o los efectos gráficos de escritorio, como ventanas transparentes o sombreadas (si tenemos activada la extensión Composite en nuestro servidor gráfico).

Conviene tener en cuenta su extensa documentación, clave para el buen desarrollo de cualquier proyecto. Tenemos unas detalladas instrucciones para usarlo con Gnome o KDE, así como para compilarlo o si nos llama el diseño gráfico desarrollar nuevos temas.

En definitiva, se trata de un proyecto que me ha gustado mucho. Desde un punto de vista de usuario no es muy diferente de los gestores de ventanas actuales pero sin duda, su verdadero valor se encuentra en sus entrañas, permitiéndonos disfrutar de un entorno gráfico bastante funcional y actual, casi en cualquier máquina.

Según comentan en el articulo original de KernelSource, Fluxbox tiene las mismas funciones que Openbox (incluidas las transparencias), pero ademas soporta iconos en los menús, tiene una magnifica barra con lista de ventanas, una systray (bandeja del sistema) y usa los mismos styles que Openbox (ambos están basados en Blackbox).

Sin embargo, creo que estas características no están en la versión estable (al menos no todas); según dice el mismo comentarista: “si pruebas Fluxbox, USA la versión en desarrollo. Yo lo he usado unos pocos de años y no me arrepiento, siempre lo tengo instalado ademas de Gnome.”

Bueno, supongo que habrá que echarle un vistazo, ésta es su página oficial.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: