Leyendo “El incordio”

Tras volver de Ávila me estoy dando un atracón de lectura de blogs; uno de ellos, es El Incordio, y se lo recomiendo a quien quiera estar enterado de las tecnoamenazas y las chapuzas que se ciernen sobre este desgraciado país. En concreto, acabo de leer una noticia que me ha dejado helado y merece mucha mayor difusión. Trata de la amenaza que suponen para nosotros (los ciudadanos “de a pie”) tanto la SGAE como los intentos de acabar con la la neutralidad en red. Aquí va un buen trozo de dicho post:

…., lo de la LISI nos ha traído de cabeza en estos meses, esencialmente porque estábamos haciendo esgrima contra las pretensiones de la $GAE en sus permanentes intentos -seguro que aún no finalizados- para hacerse con el poder de cerrar páginas web a su gusto y ganas o, cuando menos, que las pueda cerrar -ejecutivamente, sin intervención judicial- el Gobierno, lo que viene a ser lo mismo. Y ojo: viene a ser lo mismo no con el Gobierno socialista sino con cualquier Gobierno que pueda haber en lo sucesivo, cualquiera que sea su corte.

Tenemos un ejemplo claro muy fresquito, llegando ya casi el fin de semana, cuando el PP y el PSOE, incapaces de ponerse de acuerdo en temas gravísimos que afectan incluso a la seguridad nacional pero siempre y en todo caso a la tranquilidad (económica, civil, física y política) de los ciudadanos, parten de posiciones calcadas en determinados temas, realmente muy sensibles pero de los que el ciudadano de a pie no es consciente (ya lo será, cuando le aticen el garrotazo, pero para entonces será ya demasiado tarde). ¿Os acordáis de aquello de la traza, el invento europeo consistente en obligar a las operadoras a retener los logs de navegación y de telefonía fija y móvil de los usuarios durante dos años? Bueno pues el pasado viernes nos la endiñaron hasta la bola. Los dos irreconciliables, los dos que no pueden ponerse de acuerdo ni en la política antiterrorista, nos endiñaron la traza digital en su máxima magnitud sin que nadie dijese esta boca es mía.

Lo que me extraña es que las compañías operadoras, que desde un primer momento pusieron el grito en el cielo por los costes que les iba a deparar la famosa traza, ahora no hayan dicho ni «mu».

Pero… ¿digo que me extraña? No, en realidad no me extraña. Han recibido una buena compensación. Volvamos a la LISI: ¿recordáis cuáles fueron los caballos de batalla de la sociedad civil, es decir lo que se exigió, y pidió reiteradamente, hasta la saciedad, lo que se explicó prolijamente a los padrastros de la patria esos que tenemos? Os recuerdo yo los más importantes (hay muchos más, pero los dejo, por no apabullar):

  • Eliminar del proyecto la censura en red (cierre ejecutivo y, aún peor, privado, de páginas web)
  • Establecer la neutralidad en red (no discriminación de precios de conexión en función de los contenidos disponibles)
  • Poner a pública disposición el conocimiento generado por las administraciones públicas, al ser un bien no consuntivo financiado con dinero de todos los ciudadanosLo de la censura en red, se ha conseguido muy a medias, por no decir que no se ha conseguido, en realidad. Aunque el redactado de shock se ha suavizado, no lo ha hecho lo suficiente como para alejar inquietudes: sigue siendo confuso y parece que hecho de propósito para que cada cual -cada cual con poder de hecho- pueda arrimar el ascua a su sardina y hacer lo que le dé la gana, contando con que cuando por fin aparezcan los jueces será demasiado tarde. Y los del poder de hecho ya sabemos quienes son.

    Lo de la pública disposición del conocimiento generado con dinero público, nos lo pintamos directamente al óleo. Sin más.

    Queda lo de la neutralidad en red y por ahí barrunto que nos la han pegado de nuevo a beneficio de las operadoras, a quienes se habría dado este caramelo para compensar por los perjuicios que les supone la traza. Es como dar diez kilos de bombones de alta calidad a alguien para compensarle de la pérdida de un terrón de azúcar. Pero, al igual que la traza, el soslayo de la imposición de la neutralidad tecnológica ha venido tapadito por la cortina de humo -espesa y tóxica, desde luego- de la censura en red.

    La neutralidad tecnológica supone la exigencia de un servicio uniforme para todos los usuarios, es decir, lo que se viene prestando ahora, con alguna excepción de la que después igual hablo. Pero las compañías operadoras -con nuestra inefable Telefoníca a la cabeza- se han dado cuenta de que, verdaderamente, tienen la red y que, por tanto, pueden manipularla a su gusto, lo cual puede dar una gran cantidad de pasta, muchísima. Entonces, junto con sus colegas de otros lares (Norteamérica, resto de Europa) cavilan que podrían dar varias «calidades» de red (básica, plus y king size, por decir algo) a diferentes precios. Naturalmente, cuando hablamos de «calidades» de red no nos estamos refiriendo a la morfologia del suministro (1 Mbps, 3 Mbps, 10 Mbps, como andan haciendo ahora, también de forma muy discutible) sino a los contenidos del suministro. Por ejemplo, hacer pagar un extra por acceder a servicios de redes P2P o FTP (con lo que estarían, por cierto, abriendo la puerta a la exigencia de una extensión del canon por parte de las sociedades de gestión pesetera de apropiación intelectual, entre otros males no menores), o a telefonía IP (que está haciendo una severa competencia a las operadoras, competencia que será aún peor en el futuro) o a otros contenidos, básicamente de servicios de ocio. En otras palabras, someter Internet al modelo cable, Digital Plus o Imagenio: pago por unos contenidos básicos y mínimos hasta el ridículo, pago de pluses por paquetes adicionales de contenido, y así sucesivamente hasta llegar, en algunos casos, al pay per view. Y en este caso, damas y caballeros, se nos acabó la libertad en red, se acabó la igualdad de oportunidades que esta supone y se acabó esa democracia digital que tan mal le sienta al Teddy Bautista.

    Al Gobierno no le parece mal. No le parece mal, por varias razones. La primera, porque a cualquier Gobierno, todo lo que sea un instrumento de control del respetable, que en cualquier momento puede tomar bajo su férula, por las buenas o a las malas, ya le parece bien; la segunda, porque en el propio Gobierno están infiltrados los interesados. Sabemos ya de memoria los nombres que tiene la $GAE metidos ahí. Quizá a los internautas menos avisados les suene menos el nombre de Francisco Ros, el secretario de Estado de Tecnologias de la Información, que es el hombre de Telefoníca en el Gobierno y el que verdaderamente está cortando el bacalao en esta materia. Y lo está cortando sin contemplaciones, con mando en plaza, y este es capaz de retirar el proyecto LISI en bloque como se imponga en ella la net neutrality.

    Así estamos, escuchando los gorgoritos de prima donna de Lourdes Muñoz Santamaría, una perfecta cuchara porque, en realidad, ni pincha ni corta y solamente se dedica a vestir de tul ilusión las trafagoneces tecnológicas del partido -lo suyo, en realidad, son las políticas de mujer- mientras don Paquito nos la va metiendo doblada y sin vaselina.

    La red, toda la red corre un severo peligro si la neutralidad tecnológica se viene abajo. Y ojo, que los promotores de ese derrumbamiento son muchísimo más poderosos que una $GAE, y la $GAE no es moco de pavo. Estamos en puertas de un verdadero liberticidio, de algo que puede determinar el fin de un proyecto de ciudadanía que podría llegar a cambiar el mundo. ¿Vamos a permitirlo?

  • 1 Comment »

    1. 1
      parisbcn Says:

      He encontrado este post de Lourdes Muñoz, ella ha sido ponente de esta ley y es una de las políticas más comprometidas con la sociedad del conocimiento.
      Aqui teneís la nota sobre los contenidos aprobados de la ley, en la cual tambien he visto que hay enlaces a posts sobre diferentes momentos y contenidos de esta ley:


      La LISI aprobada en comisión. Unanimidad en banda ancha y restrinción de contenidos

      Like


    RSS Feed for this entry

    Leave a Reply

    Fill in your details below or click an icon to log in:

    WordPress.com Logo

    You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

    Twitter picture

    You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

    Facebook photo

    You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

    Google+ photo

    You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

    Connecting to %s

    %d bloggers like this: