Sobre el éxito y los fracasos

Cuando Edison inventó la bombilla no lo consiguió al primer intento, después de más de mil intentos, un discípulo suyo le preguntó por qué persistía en construir una bombilla si tras más de 1000 intentos no había conseguido más que fracasos. Edison, respondió: “no son fracasos, he conseguido averiguar 1000 formas de cómo no se debe hacer una bombilla”. Realmente, Edison, estaba más cerca de su objetivo; tras 1879 intentos encontró el filamento perfecto para su bombilla: hilo de bambú carbonizado. De no ser porque Edison no veía fracasos, sino intentos, la vida no sería hoy como la conocemos. Su invento cambió el mundo. No veas un fracaso como el fin de una ilusión, sino como el principio de un nuevo camino para conseguir lo que deseas. Fracaso no es sinónimo de renuncia, recuérdalo.

Este texto está extraído de un artículo más que recomendable (y lo mismo va para todo el blog): la confianza en uno mismo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: